Reparación

Expertos restauradores

Utilizamos repuestos originales importados desde USA, Europa y Asia. Este es uno de los motivos por el cual nuestros pianos antiguos al finalizar su restauración son igualados en calidad a un piano nuevo.

Un piano debe repararse y restaurarse en su totalidad para poder disfrutar de su máximo potencial. Hoy en día la edad de los pianos antiguos en nuestro país es entre 80-100 años y es esencial su correcta reparación si pretendemos estudiar en él.

Como muchos de nosotros ya sabemos, no siempre es fácil comprar tu primer piano o ayudar a nuestros hijos a ello, peor aún a veces termina siendo tan complicado que hasta corre riesgo su carrera musical por no llegar a tener un buen instrumento y por lo tanto abandonar los estudios.

El piano tiene en su interior muchos lugares importantes a la hora de observar y que deben estar en perfectas condiciones. Una de ellos es su clavijero que es el alma del piano ya que si no está en condiciones no podremos afinarlo. Su maquinaria debe estar bien reparada y regulada para obtener la mejor respuesta posible en cada piano.

NUESTRO PROCEDIMIENTO

LUSTRADO DEL MUEBLE

Antes de llegar al lustre del piano procedemos a rasquetear a madera por completo.
Luego revisamos y reparamos todo el enchapado del mueble tratando de preservar su chapa original.
Ante la rotura no hacemos parches, sino, que cambiamos los paños completos buscando si la chapa de madera que mas se asemeje en el mercado.
Una vez realizado este trabajo procedemos a lustrar el mueble con selladores y lacas hasta dejar la terminación adecuada para cada piano.
En trabajos realizados a terceros los colores de lustre y acabados ( brillante, semi mate, mate ) se efectúan a pedido de nuestros clientes.

REPARACIÓN

La reparación más habitual es la del mecanismo. Las piezas que tienen más desgaste son los martillos y las teclas. Y en segundo lugar los apagadores y las báscula.

El trabajo más habitual consiste en:

  • La substitución o reparación del juego de martillos. El martillo soporta un trabajo muy importante.
  • Cambiar todos los fieltros del teclado. El desgaste de estos materiales es muy severo.
  • Regular todo el mecanismo y teclado. Afinar y armonizar los martillos.
  • El costo de este trabajo es muy variable en función del tipo de piano y del costo de los materiales.
  • Con menos frecuencia se cambian también los apagadores y las básculas.
  • Siempre que sea necesario es importante realizar reparaciones de calidad al piano. Se alarga la vida en buenas condiciones del instrumento.

Las reparaciones más importantes y costosas son las que hacen referencia al arpa del piano. Los cambios de cuerdas y clavijas de afinación, y reparaciones de la tabla de resonancia, son las típicas en pianos de muchos años. Generalmente, solamente compensa el gasto si se trata de un buen instrumento.

Con todo, siempre vale la pena considerar una reparación antes que plantearse un cambio de piano. A menudo, muchos pianos antiguos tienen una sonoridad “especial” que vale la pena recuperar. Si un piano está estructuralmente sano siempre se puede reparar.


REGULACIÓN

Como propietario concienciado de un piano, usted probablemente debe afinar su piano de manera regular (cada año). No obstante, tal vez habrá notado un deterioro en su capacidad sonora, aunque lo afine con regularidad.

Es importante saber que la afinación es el ajuste del sistema de cuerdas y clavijas que determina la altura del sonido de cada cuerda. Pero, su piano también requiere otro servicio periódico llamado regulación que se encarga de ajustar las partes mecánicas que hacen que la cuerda pueda sonar cuando las teclas son pulsadas y afectan el sonido mediante el uso de los pedales.

¿Qué es la regulación y cómo afecta la capacidad sonora del piano?

La regulación es el ajuste de los aspectos mecánicos del piano para compensar los efectos del uso en fieltros, telas y cuero, así como los cambios de dimensión en partes de madera y lana a causa de los cambios de humedad.

Los tres sistemas involucrados en la regulación son el mecanismo, los pedales y el sistema de apagadores. El mecanismo es la parte mecánica del piano que transfiere los movimientos de los dedos en las teclas a los martillos, que percuten las cuerdas. Está formado por unas 9.000 piezas que requieren ser ajustadas para responder a las necesidades del pianista. El sistema de pedales es un montaje de elevadores, ejes y muelles que conectan los pedales al mecanismo, afectando la duración del sonido, así como las diferentes dinámicas. El sistema de apagadores es una parte de la mecánica del piano que para la vibración de la cuerda cuando se levanta el dedo de la tecla y es controlado por los sistemas de teclado y pedales.

¿Si se afina un piano regularmente, por qué necesita ser regulado?

Mediante la afinación se corrige la altura del sonido del piano, pero solamente es uno de los componentes de un programa completo de mantenimiento. La regulación se ocupa de la sensación del tacto y respuesta uniforme del mecanismo, puntos fundamentales para que el hecho de tocar el piano sea un placer. Además, la regulación asegura que su instrumente sea capaz de producir un ámbito dinámico amplio –factor crítico, particularmente en los pasajes pianíssimo-.

La música es uno de los vehículos de expresión más complejos. Su belleza depende de la interpretación personal basada en cambios de dinámico y tempo. Estos cambios requieren ajustes refinados para responder a los matices del pianista. Una capacidad de respuesta suave y equilibrada en todo el ámbito del teclado y un mecanismo rápido capaz de tocar pasajes ágiles y notas repetidas de manera igual es esencial.

¿Todos los pianos necesitan ser regulados?

Todos los pianos verticales y de cola necesitan una regulación periódica para una interpretación óptima. La frecuencia de la regulación depende del uso, exposición a cambios climáticos, calidad, edad y condición del piano. Los pianos nuevos requerirán ser regulados durante su primer año para que algunas partes encajen y ajusten correctamente.

¿Con qué frecuencia se debe regular un piano?

Usted y su técnico son los encargados de decidir con qué frecuencia necesita ser regulado su piano. Intervienen diversos factores: la intensidad y número de horas que se usa el instrumento y las condiciones climáticos son determinantes. Un piano mantenido en unas condiciones relativamente consistentes, que no son ni demasiado húmedas ni demasiado secas, a una temperatura de 22º y un 42% de humedad relativa, requerirá menos ajuste. La calidad del instrumento también puede afectar la frecuencia de regulación. Algunos fabricantes disminuyen costes por el hecho de no repasar los procesos de regulación y harmonización en la fábrica tantas veces como es necesario. Algunos comerciantes a veces revisan los puntos de regulación antes de vender un piano, pero otros no lo hacen.

Además, algunos instrumentos de concierto requieren ser regulados antes de cada actuación, dado que tienen una exigencia mayor.

¿Cuáles son los síntomas que indican que un piano necesita ser regulado?

Si un instrumento manifiesta una falta de sensitividad o un ámbito dinámico reducido, es un candidato claro para la regulación. Si las teclas no están niveladas, es decir, si unas están más arriba que otras, el tacto es irregular o las teclas se enganchan, la necesidad de regulación es clara. No obstante, un mecanismo “perezoso” o martillos con estrías profundas son indicadores de un trabajo de reparación. De ninguna manera la práctica puede compensar los problemas en el mecanismo. La dificultad para hacer pasajes ligados, los acordes con notas poco claras, la pérdida gradual de sutilidad en el fraseo y la imposibilidad de ejecutar pasajes rápidos o la repetición igual de notas pueden ser problemas del piano y no del intérprete.

¿Por qué, a veces, son necesarios el acondicionamiento o reconstrucción de los sistemas mecánicos antes de la regulación?

Antes de regular su instrumento, el técnico le aconsejará acondicionarlo. Si tiene partes desgastadas, se ha producido corrosión o desperfectos a causa de las polillas u otros animales, el piano no podrá ser bien regulado sin reparar o cambiar algunas partes.

El acondicionamiento es el proceso que hace que un piano vuelva a estar en buenas condiciones para una interpretación óptima mediante la limpieza, reparación, ajuste y recambio de las partes que lo necesitan. Si su piano se ha deteriorado más allá de un simple acondicionamiento, necesitará ser reconstruido.

La reconstrucción supone desmontarlo por completo, inspeccionarlo y reparar todo lo que sea necesario, cambiando todas las partes desgastadas o deterioradas. Después, el piano se vuelve a montar, se hacen las comprobaciones oportunas y se ajusta a la misma o similar tolerancia y rendimiento de cuando era nuevo.

Un piano es una importante inversión que se merece ser protegido mediante un servicio regular por parte de un técnico especializado y cualificado. Con un mantenimiento adecuado, tendrá unas cualidades sonoras máximas y será una fuente de placer para toda la familia y a largo plazo.


MECANISMO

El material principal del que está construido el mecanismo del piano es la madera. El teclado es de madera ligera (como el abeto), y el resto del mecanismo es de madera dura (como el arce). Todas las piezas van forradas de materiales orgánicos tales como pieles, fieltros, etc. para conseguir un mecanismo silencioso y cómodo.